BBHM-Hospital-Two-16

Preparación para un parto por cesárea

Märta Cullhed Engblom

ByMärta Cullhed Engblom

Matrona y doula

En la actualidad muchos bebés nacen por cesárea. Se trata de la operación abdominal más común en el mundo occidental. Estos son algunos de los motivos más comunes para programar una cesárea:

  • El bebé se presenta de nalgas.
  • El bebé es muy grande en relación a la cadera de la mujer.
  • La mujer tiene temor al parto.
  • La mujer o el bebé sufren alguna enfermedad.
  • La mujer ha tenido una o más cesáreas anteriores.

Pregunta

El obstetra, la matrona y el anestesista que estarán presentes en la cesárea se encargarán de informarte sobre la operación. No te quedes con preguntas, aunque te parezcan tontas o innecesarias. Necesitas comprender bien cómo será el procedimiento, encontrar formas de sentiros ambos seguros y tener la posibilidad de sentiros partícipes. Los preparativos para una cesárea son diferentes a los de un parto vaginal donde se habla más que nada sobre las contracciones, el alivio del dolor, la respiración y la relajación.

En algunos hospitales la mamá puede quedarse durante el postoperatorio y recibir cuidados junto al bebé directamente después de la intervención. Averigua cómo será en tu clínica u hospital. También puedes informarles sobre tus preferencias. Por ejemplo, ¿te gustaría escuchar alguna música en particular? ¿Quieres que tu pareja tenga la posibilidad de cortar el cordón umbilical al nacer el bebé?

Durante la cesárea

Es totalmente normal sentir preocupación y nervios antes y durante una cesárea. Si sientes mucho temor o preocupación, habla con el personal sanitario y cuéntales lo que sientes. Es normal que ambos miembros de la pareja estén juntos durante toda la intervención cuando se trata de una cesárea programada. No podrás ver la cesárea en sí ya que se cubre el área durante la operación, pero podrás oír todo lo que sucede en la habitación. Recomendamos que la pareja acaricie la frente y las mejillas de la mamá con cuidado y delicadeza para que se relaje. La sala de operaciones estará llena de desconocidos y podría resultar todo un desafío crear una esfera privada para vosotros dos en ese espacio. Lo que puedes hacer es sentarte muy cerca de tu pareja, tomarle la mano y hablarle durante la operación.

El nacimiento

Muchos se sorprenden cuando nace el bebé porque sucede muy rápido. ¡De repente su llanto llena toda la habitación y ya está allí! Podría ser muy emotivo para ambos. Es de suma importancia que la mamá vea al bebé y lo coja un rato, preferentemente piel con piel, en el caso de que no reciban cuidados en la misma habitación después de la intervención y tengan que estar separados. En la mayoría de los hospitales se puede tener al bebé mientras se cose la herida.

Contacto piel con piel

Es probable que durante las horas posteriores a la cesárea sea la pareja la que se encargue de cuidar al bebé durante la recuperación de la madre en el postoperatorio. La mayoría de los bebés pueden esperar un rato para comer; lo más importante es que estés cerca y reciba calor para mantener su temperatura corporal. Lo ideal es sostenerlo en contacto con tu piel, así que te recomendamos que lleves ropas que puedas abrir fácilmente por delante.

Recuperación en el hospital

Una cesárea es una operación abdominal importante y podría llevar un poco más de tiempo recuperarse de esta intervención de lo que suele llevar la recuperación después de un nacimiento vaginal. La pareja debería hacerse cargo de las responsabilidades más importantes y las cuestiones prácticas mientras la madre se recupera de la intervención en el hospital.

Levantarse y caminar lo antes posible

Para evitar complicaciones postoperatorias se suele recomendar que la mamá se ponga de pie lo antes posible. La movilidad se recupera más rápido si se toman antiinflamatorios. Durante el postoperatorio de la madre en el hospital le harán sentir y evaluar el dolor y, a veces, incrementarán la dosis de antiinflamatorios en base a eso. La herida tiene que apretar y tirar, ¡pero no doler demasiado! Después de una cesárea se suele poder comenzar a dar el pecho sin problemas.

De vuelta en casa

Al volver a casa necesitaréis descansar y estar en calma todo lo posible. Evaluad si realmente queréis recibir visitas de parientes y amigos, y apagad el teléfono antes de ir a dormir. La recuperación lleva algunas semanas y es importante que la mamá no levante ningún peso más pesado que el bebé.

Recomendamos que la pareja se ocupe de los quehaceres domésticos durante las primeras semanas. Estar recién operada y con un bebé en brazos al que cuidar demandará de la mamá todo su tiempo y fuerza. Cada persona es diferente, por supuesto, pero podrías tardar hasta seis meses en recuperarte totalmente de una cesárea, aunque muchas mujeres sienten que están como siempre tan solo después de unas semanas.

Fuente: - Myles, M.F., Marshall, J.E. & Raynor, M.D. (red.) (2014). Myles textbook for midwives. (16th edition). Edinburgh: Elsevier.
- Kaplan, A. (red.) (2009). Lärobok för barnmorskor. (3., omarb. uppl.) Lund: Studentlitteratur.