zach-lucero-fwjsBPbRm4g-unsplash

Semana 12

Han pasado tres meses desde el parto y la denominada fase de curación inmediata ha concluido. Puede que ya te sientas como antes y que las complicaciones y problemas se hayan solucionado, pero el cuerpo necesita más tiempo para recuperarse del todo.

Por lo general, el cuerpo se suele recuperar por completo un año después del embarazo. Tanto si sufriste un desgarro vaginal como si no, los músculos, ligamentos y otros tejidos vaginales de refuerzo se habrán estirado y necesitarán tiempo para recuperar su posición y funcionamiento habitual. Las estructuras de los tejidos de las paredes vaginales tardan hasta seis meses en curarse, con independencia del tipo de desgarro que hayan sufrido. Los músculos necesitan unos 12 meses para volver a su estado previo al embarazo.
La lactancia afecta al tamaño del útero y al equilibrio hormonal de las membranas mucosas. Si das el pecho, estas transiciones pueden ser más suaves, pero no desaparecen. Seguramente sientas que tu cuerpo se va recuperando cada vez más.

El útero ha vuelto a su posición habitual y las membranas mucosas recuperan gradualmente el equilibrio. Aunque es normal que no te sientas exactamente igual que antes de dar a luz, no deberías tener más molestias como pesadez, pérdidas o dolor al mantener relaciones sexuales. Si esta situación no mejora con el tiempo, te recomendamos que te pongas en contacto con tu ginecólogo.

Puede que el tamaño del útero y al equilibrio hormonal de las membranas mucosas sigan afectados, pero estarán volviendo a la normalidad. Si das el pecho, estas transiciones pueden durar un poco más, pero te irás notando mejor cada día que pase. Seguramente sientas que tu cuerpo empieza a recuperarse cada vez más.

Si tienes debilidad en las paredes o músculos vaginales, te recomendamos que practiques ejercicios para el suelo pélvico a diario entre tres y seis meses. En caso de no mejorar, puede que necesites atención más especializada y quizá cirugía. Intenta hacer tus ejercicios de suelo pélvico a diario durante tres meses para fortalecer la zona. Después, sigue dos o tres veces a la semana para mantener la fuerza adquirida. La fuerza muscular se debe ejercitar para no perderla. Si los músculos no se mantienen en forma pierden el tono. Nuestro suelo pélvico necesita estar fuerte de por vida.

Atrévete a hablar de tus problemas

Si tienes alguna dificultad, habla sobre ello. Muchas mujeres pasan por experiencias similares, pero no se atreven a contarlo por vergüenza. A veces, no sabemos a quién acudir. La matrona de tu centro de salud puede ayudarte o recomendarte a un especialista si fuera necesario. Tu médico de familia o quien te suela atender en tu centro también puede recomendarte ginecólogo o centro especializado en suelo pélvico. También puedes llamar directamente a una clínica especializada y pedir cita. No tengas miedo a hablar de esto y a pedir ayuda en tu centro de salud. Estás en tu derecho.

Si tu parto fue por cesárea, te recomendamos que esperes al menos un año antes de volver a intentar quedarte embarazada para que tu cuerpo se recupere del todo y se reduzcan los riesgos durante el siguiente embarazo.

¡Eres fantástica!

Han pasado tres meses desde que diste a luz. Queremos poner el punto final a estas recomendaciones semanales con la esperanza de que te hayan servido y ayudado en esa etapa tan abrumadora que es el inicio de la maternidad. Ahora lo más importante es tener confianza en tu propio instinto. Haz caso a los consejos que te vengan mejor. Busca tiempo para recuperar energía, atrévete a pedir ayuda y acepta recibirla. Y lo más importante. Ten claro que eres una persona maravillosa.

En la aplicación encontrarás más información sobre la etapa posterior al embarazo y el parto, y sobre el desarrollo de tu bebé de los 0 a los 24 meses.

Referencias: - Janson, P.O. & Landgren, B. (red.) (2010). Gynekologi. (1. uppl.) Lund: Studentlitteratur. - Kaplan, A. (red.) (2009). Lärobok för barnmorskor. (3., omarb. uppl.) Lund: Studentlitteratur. - Myles, M.F., Marshall, J.E. & Raynor, M.D. (red.) (2014). Myles textbook for midwives. (16th edition). Edinburgh: Elsevier. - Savage S. J. (2020). A Fourth Trimetser Action Plan for Wellness. The Journal of Perinatal Education. Apr 1;29(2):103-112. DOI: 10.1891/J-PE-D-18-00034