restaurant-2602736 960 720

Alimentación – qué comer y qué no

Durante el embarazo debes evitar consumir alimentos que puedan tener parásitos o bacterias. En particular la bacteria de la listeria y el parásito de la toxoplasmosis; ambos son perjudiciales para la gestación del feto. Lee más en el artículo dedicado a la listeria.

No consumir: - carne cruda ni poco hecha. - leche no pasteurizada. - quesos frescos de leche sin pasteurizar. - quesos azules o blandos madurados (aunque estén hechos con leche pasteurizada) como brie, gorgonzola, de cabra, Vacherol o Taleggio. - todo tipo de productos envasados que contengan ensaladas frías, bocadillos o mezclas con pescado crudo, quesos azules o blandos madurados y charcutería.

Evitar el consumo de: - Alcohol – pasa al bebé a través del cordón umbilical. - Hígado – contiene vitamina A que, en dosis altas, podría dañar al bebé. El paté de hígado no contiene demasiado hígado y sí puede comerse. - Productos con ginseng – podrían afectar a los niveles de estrógeno en el cuerpo.

Disminuir la ingesta de: - Café y té negro – contienen cafeína que, en dosis altas (más de 300 miligramos) podrían conducir a un aborto espontáneo. Se cree que incluso una dosis de 200 miligramos podría ser suficiente para afectar el peso corporal del bebé al nacer. Por eso en el embarazo no habría que tomar más de 200 miligramos de cafeína al día, lo que equivale a dos o tres tazas de café (1,5 dl por taza) o cuatro tazas de té (2 dl por taza). Incluso los hidratos de carbono contienen cafeína. Algunos medicamentos pueden contener cafeína también. Lee le prospecto con detenimiento. - Regaliz – podría afectar al equilibrio de sales en el cuerpo si tomas más de 50 g/día. - Dulces y bebidas gaseosas – solo aportan calorías y rara vez, o casi nunca, nutrientes. No deberías tomarlos en cantidad.

Tener cuidado con: - Carnes crudas, ahumadas o marinadas como, por ej., jamón de Parma y salamis. Tenerlo en el congelador durante tres días antes de consumir. - Carne picada de carne de caza ni estofados que contengan las partes de la carne cercanas a la herida de cazar de la presa, o donde haya estado la bala (la carne de caza podría contener altas cantidades de plomo si se ha utilizado munición de plomo en la caza). Sí se puede comer el resto de la carne. - Sushi y sashimi casero – utilizar pescado fresco envasado solo unos días antes o pescado descongelado. Comer en unos pocos días. - Pescado ahumado o marinado - controlar la fecha del envase. No consumir productos que hayan estado envasados más de una semana. - Pescados que hayas pescado en lagos o ríos – podrían contener contaminantes. - Suplementos dietéticos, productos a base de hierbas, tés de hierbas, hierbas medicinales, productos de parafarmacia y medicamentos tradicionales a base de plantas – en muchos casos se desconoce si podrían afectar al bebé. - Comprimidos vitamínicos – seguir las instrucciones en cuanto a la dosis y evitar la sobredosificación.

Puedes comer: - Sushi y sashimi de restaurante; está recién hecho. - Todo tipo de queso duro que pueda cortarse quesos curados, parmesano, gruyère, manchego, emmental. - Halloumi, mozzarella y queso feta; están envasados. También queso feta que se venda suelto pero que sea pasteurizado. - Quesos frescos untables en copa o caja para queso tales como el queso crema, ricotta y mascarpone.

Si quieres comer alimentos congelados preelaborados sin calentarlos sigue los siguientes consejos para evitar enfermedades: - Refrigerador - conservar los productos refrigerados. El refrigerador debe estar a una temperatura de +4°C. - Embutidos en lonchas y paté - controlar la fecha del envase. Consumir productos que no hayan estado envasados más de una semana.
- Pescado marinado y ahumado de supermercado - controlar la fecha del envase. Consumir productos que no hayan estado envasados más de una semana.
- Pescado que hayas marinado tú misma – utilizar pescado fresco que haya sido envasado como máximo un par de días antes, o pescado descongelado. Consumir en una semana o dentro de la semana o congelarlo. - Sushi o sashimi casero – utilizar pescado fresco que haya sido envasado unos pocos días antes o pescado descongelado. Consumir en pocos días. - Hortalizas descongeladas – conservar en el refrigerador. Consumir en pocos días. - Melón cortado - conservar en el refrigerador. Consumir en pocos días.

Grandes cantidades de jengibre Durante el embarazo la Dirección General de Alimentos de Dinamarca, Noruega y Finlandia no aconseja comer ni tomar grandes cantidades de jengibre como, por ejemplo, los disparos de jengibre, té de polvo de jengibre ni suplementos vitamínicos con jengibre. Se sospecha que tomar jengibre en grandes cantidades podría causar abortos espontáneos. En la actualidad la Dirección General de Alimentos de Suecia no da ninguna recomendación específica al respecto, pero te aconsejamos tener cuidado con los suplementos vitamínicos durante el embarazo. Vamos a estudiar si existe algún riesgo en que la embarazada consuma jengibre y en base a eso evaluaremos si fuera necesario realizar alguna recomendación adicional.

Información de la Dirección General de Alimentos de Suecia