Abdominal pain

Dolor abdominal

Preglife

ByPreglife

Vi har valt att samarbeta med experter som har en omfattande erfarenhet för att du ska få så relevant och faktabaserad information som möjligt under din graviditet, efter födseln och de första 2 åren med ditt barn.

Si al inicio del embarazo tienes dolores abdominales acompañados de sangrado podría tratarse de un aborto espontáneo. Contacta con tu centro de salud para que te aconsejen y te ofrezcan distintas formas de abordar esta situación.

A medida que va creciendo el bebé y ocupa más espacio, el útero aumenta también de tamaño y es muy común sentir sensaciones abdominales distintas durante el embarazo. Puedes sentir dolor o incomodidad sin que haya razón para preocuparte. Podrías tener sensación de tirantez de los extremos laterales del abdomen hacia las ingles. Son dolores típicos del crecimiento del útero, normalmente por alargamiento de los ligamentos redondos.

Más tarde, tu útero puede ponerse duro, de vez en cuando; son las contracciones de Braxton Hicks. A partir de la semana 12-16 el útero debe tener una media de 30-40 contracciones diarias, la mayoría no las sentirás, pero son importantes para asegurar que las contracciones sean efectivas el día del parto. Estas contracciones no son dolorosas y el útero se volverá a relajar. Si lo sientes mientras vas caminando por la calle es probable que no puedes dar pasos normales, y que tengas que caminar con pasos cortitos hasta que el útero vuelva a su estado natural.

Ponte en contacto con tu comadrona o centro de salud si las contracciones son dolorosas o son regulares, puesto que podrían ser un signo de trabajo de parto prematuro, por lo general relacionado con una infección urinaria latente. En ese caso te recetarán antibióticos.

Si sientes mucho dolor en la parte superior del abdomen, bajo las costillas y un malestar generalizado junto con dolor de cabeza, lucecitas parpadeantes delante de los ojos o aumento de la hinchazón en el cuerpo, contacta inmediatamente con el servicio de urgencias del hospital, podría tratarse de una preeclampsia.

Una complicación poco común es el desprendimiento parcial o total de la placenta. En este caso el útero se endurece como una roca de golpe y se siente un dolor fuerte y malestar generalizado. Podría ir acompañado, o no de sangre roja brillante. Si esto te sucede, acude a urgencias inmediatamente.

De todas formas, en la mayoría de los casos es normal tener un poco de dolor abdominal y suele deberse a las contracciones preparatorias y al crecimiento del útero. Algunos bebés tienen su posición favorita en el útero y hacia el final del embarazo podrías sentir las nalgas, las rodillas o los pies del bebé a un lado de tu abdomen, presionando tus costillas. Aunque no es algo peligroso puede ser muy incómodo. A menudo se soluciona con algo de movimiento y pidiéndole al bebé que se mueva un poco.

Fuente: - Lärobok för barnmorskor. Faxelid, E. Course literature 2001. - Myles Textbook for Midwives. Fraser, D. och Cooper, M. Churchill Livingstone 2003.