breathlessness

Falta de aire o dificultades para respirar

Preglife

ByPreglife

Vi har valt att samarbeta med experter som har en omfattande erfarenhet för att du ska få så relevant och faktabaserad information som möjligt under din graviditet, efter födseln och de första 2 åren med ditt barn.

Muchas mujeres embarazadas sienten que les falta el aire y jadean como si no estuvieran en forma. El crecimiento del bebé en el útero ejerce presión sobre todos los órganos. ¡¡El cuerpo está creando un pequeño ser humano!! y por eso tienes más dificultad para respirar de lo normal. Durante el embarazo se produce, hasta un 50% extra de sangre, lo cual incrementa el esfuerzo que debe hacer el corazón, incrementando tu pulso y la necesidad de respirar más rápido. Sin embargo, del total de volumen incrementado solamente un 18% son células, el resto es plasma, lo cual significa que la sangre está más diluida, para que los nutrientes y oxígeno puedan atravesar la placenta con facilidad, pero hay menos cantidad de glóbulos rojos, encargados de transportar oxígeno. Es lo que se denomina anemia gestacional, o anemia fisiológica del embarazo. Si los niveles de hierro en sangre bajan demasiado puede incrementar la sensación de falta de aire. Estos cambios se detectan también en las analíticas de sangre trimestrales y tu comadrona puede sugerir cambios alimentarios o suplementación para mejorar el metabolismo y las reservas de hierro, así como el transporte de oxígeno por la sangre y los tejidos.

Hacia el final del embrazo la falta de aire podría deberse a que el útero ocupa mucho espacio, los órganos se comprimen y los pulmones no pueden llenarse en su totalidad puesto que el diafragma ha perdido gran parte de su movilidad.

Si sientes que te falta mucho el aire, consúltalo con la matrona para que descarte otras posibles causas de tus dificultades respiratorias.

Si sientes tanto ahogo que no puedes respirar profundamente, dirígete de inmediato al servicio de urgencias de tu hospital de referencia. En raros casos podría tratarse de un trombo pulmonar. Durante el embarazo el riesgo de sufrir trombosis en cualquier parte del cuerpo es mayor puesto que los factores de coagulación aumentan para que durante el parto sangres poco, y solamente regresaran a la normalidad pasadas las 6 primeras semanas después del parto.

Fuente: - Lärobok för barnmorskor. Faxelid, E. Course literature 2001. - Myles Textbook for Midwives. Fraser, D. och Cooper, M. Churchill Livingstone 2003.