shutterstock 171516707 900x600

Infección urinaria

Durante el embarazo se incrementa la producción de orina y a medida que el útero va creciendo ejerce presión sobre la vejiga, lo que hace que sientas más ganas de orinar y con mayor frecuencia.

En el embarazo aumenta el riesgo de contraer una infección urinaria. Si no se trata podría provocar contracciones uterinas prematuras y, en el peor de los casos, un inicio prematuro del parto. Por eso es importante recibir el tratamiento adecuado en caso de infección. Ponte en contacto con la matrona si sientes que necesitas orinar con mayor frecuencia de lo normal, especialmente si al ir al baño luego orinas poco, si sientes ardor al orinar o si tienes contracciones dolorosas antes de la semana 37+0.

Referencias: - https://www.cdc.gov/antibiotic-use/community/for-patients/common-illnesses/uti.html