newborn-photographer-verlillian (33)

Lactancia – 5 pasos para evaluar su correcto funcionamiento

Evalúa cada toma para conseguir una lactancia que funcione a corto y largo plazo. Sigue estos 5 pasos:

1. Observa el agarre. El bebé tiene que coger bien el pecho: tener la boca bien abierta, tocar el pecho con el mentón y respirar sin problemas por la nariz (sin obstruir las vías respiratorias).

2. Confía en tu experiencia de lactancia y respeta lo que sientes. La primera succión podría ser dolorosa. Tu primera reacción podría ser tensar los hombros. Te recomendamos respirar como aprendiste a hacerlo para dar a luz (inhalando por la nariz y exhalando por la boca). Después de la primera succión vas a poder quitar tensión de los hombros y relajarte por completo. El dolor desaparece en un momento. Dar el pecho no tiene que ser doloroso.

3. Fíjate si succiona o no con fuerza.

4. Controla que la succión sea rítmica y tenga pausas cortas. El bebé tiene que succionar y succionar el pecho, hacer una pausa, y seguir succionando y succionando el pecho.

Observa si el bebé: – Se queda dormido durante un rato largo con el pecho en la boca. – No succiona de manera efectiva (agarre incorrecto). – Succiona de manera enérgica todo el tiempo y sin hacer pausas, quizás suelta el pecho y llora varias veces.

5. Observa el aspecto del pezón después de la toma. Tiene que estar igual que antes de la toma.
Si el pezón está achatado después de la toma no es tan preocupante siempre y cuando los primeros cuatro pasos funcionen correctamente.

Te recomendamos hacer esta evaluación en cinco pasos de cada toma para asegurarte de conseguir una lactancia sostenible a largo plazo.