8365130614 14c4f48452 z 900x600

Mareos

Durante el primer trimestre la tensión arterial desciende y por ello algunas mujeres pueden sufrir mareos y hasta desmayos. Es muy útil sentarte un ratito en el borde la cama al incorporarte, antes de ponerte de pie, y evitar estar de pie durante periodos largos de tiempo. Durante el segundo trimestre la presión arterial vuelve a subir y normalmente la sensación de mareo mejora o desaparece por completo.

A medida que el bebé crece y el útero aumenta de tamaño podrías marearte si te acuestas de espaldas. Es debido al síndrome de la vena cava (SVC) en que el bebé comprime una vena grande e importante que está detrás del útero, presionándola contra la espalda de la madre, de forma que el retorno venoso de sangre hacia el corazón es deficitario. Este tipo de mareo es muy desagradable, intenta girarte hacia el lado izquierdo y el mareo desaparecerá inmediatamente. También puedes colocar un cojín debajo de la nalga derecha para que el útero y el bebé se inclinen un poco más hacia la izquierda. De esta forma no estrás acostada completamente de espaldas y el útero no ejercerá presión sobre la vena cava. Si esto no te va bien, tendrás que aceptar la situación y comenzar a dormir y descansar de lado. Recuerda que puedes descansar también sobre tu lado derecho, pero en este caso debes estar completamente de lado de forma que la barriga repose sobre el colchón.

Referencias: - Lärobok för barnmorskor. Faxelid, E. Course literature 2001. - Myles Textbook for Midwives. Fraser, D. och Cooper, M. Churchill Livingstone 2003.