Chinelle-Rojas-004

Qué es la oxitocina sintética y cómo funciona

La oxitocina fue descubierta en la década de los sesenta y poco tiempo después comenzó a ser utilizada con fines médicos durante y después del parto, principalmente por su efecto positivo en la contracción del útero y en los conductos galactóforos en los senos de la mujer durante la lactancia.

Qué es

La oxitocina sintética es casi igual a la hormona que crea nuestro cuerpo de forma natural. El efecto estimulador del dolor de la oxitocina administrada es igual al de la hormona que liberamos, la diferencia es que la cantidad varía y nos afecta de forma diferente. Sin embargo, cabe mencionar que la oxitocina sintética no puede atravesar la barrera hematoencefálica y, como resultado, no produce el mismo efecto relajante y calmante de la oxitocina producida por nuestro cuerpo.

Cómo y por qué se usa

Durante el parto, algunas veces se utiliza la hormona sintética para ayudar a la mujer a tener contracciones más fuertes para evitar que el parto se detenga, además de darle más fuerza a la madre y al bebé. La hormona se administra por vía endovenosa y usualmente la mujer comienza a sentir las contracciones más fuertes en los próximos 15 a 30 minutos. El propósito de este tratamiento es administrar oxitocina al cuerpo en una dosis comparable a la que se libera naturalmente durante el parto. La cuestión es medir y copiar el mismo patrón que la liberación natural, en comparación con la oxitocina administrada por vía endovenosa. Es por esto que a veces se requieren dosis diferentes, dependiendo de la situación y qué tan receptiva sea la mujer. El tratamiento se administra en intervalos claros que se pueden adaptar según el caso para asegurarse que la madre y el bebé se mantengan saludables conforme avanza el parto.

Dosis

A cada mujer se le ofrece una pequeña dosis de oxitocina sintética, ya sea por vía endovenosa o intramuscular apenas termina el parto para evitar la contracción del útero. Este es un tratamiento preventivo para evitar que sangre más de lo normal. Mientras el cuerpo libera dosis mayores de oxitocina después del parto, la dosis extra es rutinaria y recomendada por el sistema de salud. No es un tratamiento obligatorio; si la mujer está sana, y el embarazo y el parto han sido normales, se puede omitir el tratamiento.

Lactancia

La oxitocina sintética está también disponible en forma de spray y puede ser usada para ayudar en la lactancia. Se puede aplicar el spray directamente en los senos o a través de la nariz por la membrana mucosa. Este tipo de tratamiento de oxitocina usualmente no es rutinario en los hospitales hoy en día, es más un tratamiento específico ante una situación que amerite la recomendación de los profesionales de la salud.

Encuentra más información sobre la oxitocina en Artículos y Herramientas en la categoría Embarazo.

Referencias: - Myles, M.F., Marshall, J.E. & Raynor, M.D. (red.) (2014). Myles textbook for midwives. (16th edition). Edinburgh: Elsevier.