8365130614 14c4f48452 z 900x600

Sed

El cuerpo es sabio y te indicará si tiene sed y necesita aumentar la ingesta de líquidos. Así que el riesgo de deshidratación durante el embarazo es muy bajo. Si haces mucha actividad física o estás expuesta a calores extremos entonces asegúrate de beber un poco más y presta atención al color de la orina, tiene que ser de color amarillo claro. Si bebes poco líquido, la orina estará más concentrada y tendrá un color más oscuro.

Si tienes demasiada sed y vas mucho al baño, deberías comentarlo con tu comadrona, puesto que mucha sed podría ser signo de diabetes gestacional. Se puede controlar de forma muy sencilla con un pinchazo en el dedo que mostrará el nivel de glucosa en la sangre.

Referencias: - Lärobok för barnmorskor. Faxelid, E. Course literature 2001. - Myles Textbook for Midwives. Fraser, D. och Cooper, M. Churchill Livingstone 2003.