whooping cough

Tos ferina

Se trata de una infección bacteriana de las vías respiratorias. Se contagia con mucha facilidad por las gotas respiratorias. Al comienzo de la enfermedad suelen tenerse síntomas típicos de un resfriado con fiebre y tos intensa y persistente. No se contagia al bebé en el útero, pero sí podría contraerlo al nacer estando en contacto con la madre contagiada o entrar en contacto con alguna otra persona cercana que tenga la enfermedad. El tratamiento requiere antibióticos.

La vacuna contra la tos ferina es parte del programa de vacunación sistemático y la mayoría de las madres nacidas en España la han recibido. Es probable que durante el 3er trimestre la matrona te la ofrezca con el argumento de proteger al bebé desde el nacimiento hasta que él mismo reciba la vacuna a los 2 meses. Hay evidencia concluyendo que los bebés vacunados solamente tiempo después del nacimiento tienen más anticuerpos que los hijos de las madres que además se vacunaron antes del parto. La decisión de vacunarte es plenamente tuya, una vez sospesados pros y contras. Háblalo con tu matrona o el profesional de la salud de tu confianza.

Fuente: - CDC: Pregnancy and Whooping Cough